¿Puede un quiropráctico ayudar con un nervio pinzado?

quiropráctico para el nervio pellizcado

Vivir con dolor puede ser debilitante y afectar a su calidad de vida. El dolor o las molestias pueden dificultar el cumplimiento de las obligaciones laborales y el disfrute de las aficiones.

Un "nervio pinzado" se produce cuando hay compresión o presión en la raíz del nervio. Esto puede ser causado por un disco abultado o una hernia de disco. El pinzamiento discal es un problema común que puede afectar a personas de todas las edades, especialmente a los mayores de 50 años, y puede ser intensamente doloroso. Es esencial obtener un alivio rápido y a largo plazo. Los quiroprácticos tienen los conocimientos y la formación necesarios para ayudar en el diagnóstico y el tratamiento de los nervios pinzados. Es útil entender qué es esta afección y qué puede hacer un quiropráctico.

Explicación de un nervio pinzado

Un nervio pinzado se produce cuando un tejido que rodea a un nervio, como el cartílago, los huesos o los músculos, ejerce una presión excesiva. Esto afecta a la capacidad del nervio para funcionar correctamente, lo que provoca dolor e irritación. Los nervios pinzados pueden producirse en cualquier parte del cuerpo. Una causa común de un nervio pinzado puede ser un traumatismo asociado a un accidente de tráfico. Las personas pueden experimentar esta sensación comúnmente en el cuello, la espalda o la muñeca. Cuando un nervio está "pinzado", el dolor puede irradiarse por todo el cuerpo. Por ejemplo, un nervio pinzado en la espalda puede causar entumecimiento en las piernas y los pies. Un nervio pinzado en el cuello puede provocar debilidad en los hombros y los brazos.

Otros efectos en el organismo

Los síntomas de los nervios pinzados pueden ir de leves a moderados o graves. Además del entumecimiento y la debilidad, puede experimentar un hormigueo en el lugar o una sensación de tener agujas en el cuerpo. El dolor puede ser agudo o ardiente, e irradiarse desde el lugar. Cuando estos síntomas afectan a los pies y las piernas, pueden afectar a la movilidad, dificultando la marcha. Si los síntomas afectan a las manos y las piernas, puede resultar difícil llevar o empujar objetos.

Cómo obtener ayuda

Sentir estos síntomas de forma ocasional o moderada puede no ser un signo de preocupación. Sin embargo, cuando los efectos se prolongan durante días y no mejoran, debe acudir a un quiropráctico para detectar un nervio pinzado. Si el dolor y las molestias le impiden realizar las tareas rutinarias, busque alivio. Además, si los analgésicos no parecen calmar los síntomas, visite a un quiropráctico. El tratamiento quiropráctico suele producir resultados positivos en 12 semanas.

Diagnóstico de un nervio pinzado

Su quiropráctico es un buen recurso para el tratamiento y el alivio del dolor cuando cree que tiene un nervio pinzado en la espalda, el cuello o los hombros. El quiropráctico evaluará su estado mediante un examen y pruebas. El quiropráctico puede realizar una resonancia magnética o medir los impulsos nerviosos en los músculos para detectar daños.

Un ajuste

Quizá la forma más popular de tratar un nervio pinzado sea mediante un ajuste quiropráctico. Este procedimiento permite al quiropráctico manipular la columna vertebral, alineándola adecuadamente. Esto puede reducir la presión sobre las articulaciones y los nervios. Para ello, el quiropráctico colocará sus manos en la espalda del paciente, que estará tumbado boca abajo en una mesa. A continuación, el quiropráctico utiliza una fuerza súbita y controlada para mover la columna vertebral a su posición correcta. Si es necesario, se puede utilizar un instrumento para producir más fuerza. Este puede ser el método en los casos más graves.

Terapia de masaje

En la consulta del quiropráctico, la terapia de masaje también puede ser una técnica eficaz para combatir un nervio pinzado. Hacerlo es a menudo la opción preferida cuando los músculos están pellizcando un nervio en la espalda o el cuello. Un masaje puede minimizar la aparición de espasmos musculares que pueden resultar de esta condición.

Aplicar frío en el punto afectado

Cuando se necesita un alivio inmediato del dolor de un nervio pinzado, el quiropráctico puede utilizar temperaturas frías. Este proceso se denomina crioterapia. Hacer esto puede amortiguar el dolor de un nervio pellizcado, pero puede no acabar con la causa de la afección.

Otros ejercicios

El quiropráctico también puede recomendar la fisioterapia como forma de combatir un nervio pinzado. Acudir a la consulta varias veces a la semana durante unas semanas o incluso meses y realizar ejercicios de fuerza y movilidad puede ayudar. El quiropráctico le llevará a través de varios estiramientos y rutinas de flexibilidad para fortalecer los músculos, tendones y ligamentos alrededor de los nervios afectados.

Si un nervio pellizcado le atormenta, consiga el alivio que necesita hoy. Un quiropráctico puede llevarle a través de estos métodos de tratamiento y restaurar la función de su cuerpo. Usted puede ser libre de este dolor ahora en adelante.

Por: Dr. Terry McSweeney

El Dr. McSweeney está certificado para realizar una prueba pf-NCS, que puede ayudar a identificar si la protuberancia o la hernia está pellizcando el nervio. Esta prueba puede diagnosticar la radiculopatía de la columna cervical o lumbar. La prueba pf-NCS no es dolorosa y se realiza en nuestra oficina de Newark, NJ.

El Dr. McSweeney también está certificado en Manipulación Bajo Anestesia y es miembro tanto de la Sociedad Quiropráctica de Nueva Jersey como de la Sociedad Quiropráctica Americana; también es miembro de la junta directiva de Mount Prospect Partnership y director del Programa de Salud del Alcalde Quintana. Haga clic aquí para saber más sobre nosotros.